top of page
Banner 726x89.jpg

Condenados cuatro hombres por secuestrar a otro en Torre del Mar




La Sección Segunda de la Audiencia de Málaga ha condenado a dos años de prisión a cuatro hombres por secuestrar a otro que creían que se había quedado con dos fardos de droga, en concreto hachís, que habían aparecido días antes.


Los hechos sucedieron en mayo de 2021 en la localidad malagueña de Vélez-Málaga. Según se declaró probado en la sentencia, a la que ha tenido acceso Europa Press, los cuatro procesados y una quinta persona no identificada contactaron con la víctima para intentar quedar con él.


Según la resolución, pensaban que se había quedado con dos fardos de hachís que habían aparecido en la playa unos días antes, pero este se negó a quedar porque desconocía quienes eran. Entonces, los acusados fueron a la casa de este en el núcleo veleño de Torre del Mar y lo interceptaron cuando salía de su vehículo.


La sentencia señala que lo agarraron de los brazos, por el cuello y le pusieron una pistola en la espalda, obligándole a introducirse de nuevo en su vehículo, con el que se dirigieron hacia la autovía en dirección Málaga, preguntándole con "dónde tenía la mercancía, que se la devolvieran o les diera el dinero".


Al insistirles la víctima con que no sabía nada de este asunto, le golpearon y "le obligaron a grabar un audio en el que reconocía haberse quedado con los paquetes". La novia del hombre, que había visto cómo se lo llevaban en un coche, avisó a la familia que lograron contactar con los procesados.


Estos, según se declaró probado, les dijeron que el hombre se había quedado con algo que era de ellos y que para liberarlo "les tenían que pagar, concretando la cantidad en 20.000 euros, 10.000 euros al momento de la liberación y los otros 10.000 euros en los tres días siguientes".


Tras reunir los 10.000 euros, el padre y dos hermanos de la víctima y la pareja de esta se dirigieron al lugar indicado por los procesados, en la barriada de Carlinda de Málaga capital, donde se produjo la liberación del hombre tras pagar esa cantidad. Como consecuencia de estos hechos la víctima sufre un trastorno adaptativo de rasgos depresivos.


Por estos hechos, los acusados han sido condenados como autores de delito de secuestro y de un delito leve de hurto, ya que el teléfono móvil no apareció; y se les aplica la circunstancia que atenúa la pena de reparación del daño, ya que han consignado la cantidad de 18.000 euros como indemnización.

La sentencia se dicta con la conformidad de todas las partes, tanto acusaciones como defensas. Además de la pena de prisión, se les impone la prohibición de acercarse a menos de 1.000 metros y de comunicar por cualquier medio con la víctima y familiares durante un plazo de cinco años. Asimismo, se acuerda la suspensión de la pena por un plazo de tres años.

Más noticias
Banner 290x290.jpg
bottom of page