Banner 726x89.jpg

Identificado un joven que conducía con un amigo sobre el capó del coche


Agentes del Grupo de Investigación de Accidentes y Atestados (GIAA) de la Policía Local de Málaga han atribuido la presunta autoría de un delito contra la seguridad vial por conducir de modo manifiestamente temerario a un individuo de 19 años, nacido en Granada y vecino de Málaga.


La investigación se inició a mediados del mes de febrero dentro del operativo denominado VisualTraffic, que viene desarrollando la Policía Local de Málaga con el objetivo de detectar conductas contrarias a las normas de tráfico, para, con ello, reforzar la vigilancia de la seguridad vial.


En una ciberpatrulla, los policías locales detectaron un vídeo subido a la red social Instagram a raíz del cual pudieron determinar que los hechos tuvieron lugar a las 17.53 horas del pasado 13 de febrero de 2021, observándose en la grabación cómo un coche sale de una zona de aparcamientos con un joven subido encima del capó, incorporándose de ese modo a la vía pública y circulando por la misma.


Los videos fueron colgados en el modo historia --modalidad de publicación cuyo visionado solo permanece disponible durante 24 horas para los seguidores y de la que no queda rastro una vez pasado este periodo-- por un amigo de los implicados, tratándose de un joven reincidente que ya ha sido detenido con anterioridad y denunciado judicialmente por hechos delictivos.


Concretamente por tres delitos contra la seguridad vial, dos por conducir vehículos a motor con temeridad manifiesta y otro por hacerlo con exceso de velocidad, y un tercer delito de injurias a agentes de la autoridad de varios cuerpos policiales, todo ello a raíz de subir las imágenes de los hechos a la citada red social, han precisado desde la Policía Local.


Tras diversas gestiones, los agentes comprobaron que el coche circuló desde calle Andrómeda hacia calle Demóstenes, por la que continuó perdiéndose el ángulo de grabación, por lo que no se puede determinar el punto en que terminó dicha acción, siempre con la persona en el capó, con el consiguiente peligro para su vida.


Igualmente, las pesquisas llevaron a los policías locales a identificar tanto al vehículo, concretamente un Fiat Stilo, como al conductor del mismo, que fue informado de la instrucción de las pertinentes diligencias, negándose a declarar en dependencias policiales del GIAA y quedando citado para hacerlo directamente ante la autoridad judicial a mediados del presente mes de abril.

Más noticias
Banner 290x290.jpg