España afronta una ola de frío extremo sin haberse recuperado de Filomena


Tras el paso de la borrasca Filomena, que ha traído consigo la mayor nevada en medio siglo en la ciudad de Madrid, el interior peninsular afronta una ola de frío intenso que demorará durante varios días el regreso a la normalidad.


Ante esta situación, el Gobierno ha pedido precaución a los ciudadanos, ya que se esperan temperaturas muy bajas en los próximos días y la nieve pasará a ser hielo, por lo que ha solicitado a la población que permanezca en casa.


De este modo, el temporal de nieve que este fin de semana ha cubierto de blanco casi toda España dará paso este lunes a una ola de frío que pondrá en aviso a más de una treintena de provincias por temperaturas que podrían llegar a los -15ºC, según la predicción de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET).


Aunque la nieve ha dado tregua, la Comunidad de Madrid afronta una semana de heladas generalizadas. En toda la región hay alerta amarilla por temperaturas mínimas bajo cero, que oscilarán entre -3 y -9 grados. Por ello, mantendrá suspendidos buena parte de los servicios públicos como mínimo hasta el miércoles.


Por esa razón, los esfuerzos se han concentrado en retirar la nieve para restablecer la movilidad antes de que se congele. El Gobierno regional ha garantizado los accesos a las principales carreteras de la región, y ahora los servicios están dedicados a abrir camino en las vías secundarias.


Los servicios de emergencia retiran la nieve en los accesos a los hospitales

En la capital, un dispositivo de 135 máquinas quitanieves y 6.220 operarios ha logrado desbloquear varias arterias principales de la ciudad y la M-30, donde el Ayuntamiento ha pedido no ir a retirar los vehículos abandonados, que serán trasladados gratuitamente a un depósito municipal.


Por lo general, la red de transporte público de Madrid continúa operando a un ritmo muy inferior al habitual. La excepción es Metro, que al igual que anoche seguirá abierto durante toda la noche del domingo al lunes.


El servicio de Cercanías se ha reanudado progresivamente, pero siguen sin funcionar los autobuses urbanos e interurbanos del Consorcio Regional de Transportes y los de la Empresa Municipal de Transportes (EMT) de la capital.


Lunes y martes sin clases presenciales

Los centros educativos de toda la región cerrarán lunes y martes, y aunque el propósito es abrir el miércoles, la decisión definitiva no se tomará hasta que se vea cómo evoluciona el temporal, y no se descarta retrasar aún más la vuelta a clase tras las vacaciones navideñas.


En Castilla-La Mancha, que también ha suspendido las clases presenciales el lunes y martes, el Ejecutivo regional se reunirá este lunes o martes para valorar si la suspensión de la actividad lectiva se extiende mas allá del 12 de enero, según ha señalado el presidente, Emiliano García-Page.


La misma situación se repite en Aragón, que ha suspendido las rutas y clases en los centros educativos no universitarios, durante los días 11 y 12 de enero.


Mientras, en la Comunidad Valenciana 27 ayuntamientos han decretado la suspensión de las clases en todos los centros educativos de su municipio, lo que afecta a unos 21.600 alumnos de Infantil, Primaria, Educación Especial, Bachillerato y FP, según los datos facilitados por la Consejería de Educación.


Por su parte, la Junta de Castilla y León ha decidido suspender la actividad lectiva este lunes en toda la provincia de Ávila y Soria, incluyendo las capitales, y en centros rurales de Palencia, Segovia, Valladolid, Salamanca y distintas zonas de Burgos.


Víctimas del temporal

De momento, hay dos personas fallecidas debido el temporal Filomena y otros tres fallecidos probables, cuyas causas se están investigando. Los dos fallecimientos atribuidos a los efectos de Filomena se han registrado en Málaga. Se trata de un hombre y una mujer, cuyo vehículo fue arrastrado el pasado viernes por el agua en Fuengirola (Málaga), debido a las intensas lluvias registradas en los últimos días.


Por otra parte, en la Comunidad de Madrid tres personas han fallecido durante el temporal, aunque hay que investigar los motivos de estas muertes para determinar si guardan relación directa con la borrasca o no. "Aún no se conoce si la causa de estos fallecimientos está directamente relacionada con la ola o bien han sido personas que han fallecido y después se han encontrado en la calle", ha dicho en rueda de prensa la presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso.


El último caso, del que ha informado la propia Ayuso, es el de una persona cuyo cadáver ha sido localizado "en un banco de la calle". Otro de los casos es el de un hombre de 54 años y vecino de El Escorial cuyo cadáver fue localizado el sábado en Zarzalejo sepultado por la nieve.


Por otro lado, Emergencias Madrid informó el sábado del fallecimiento de un hombre de 73 años en el distrito de Carabanchel debido a una parada cardiorrespiratoria, por lo que en principio y a la espera de la autopsia su muerte no guardaría relación con el temporal.

Más noticias
BANNER.PNG

Desde 2010 Correo de la Axarquía

  • Facebook - Grey Circle
  • Twitter - Grey Circle
  • YouTube - Grey Circle