Banner 726x89.jpg

En 2013, siendo Bonilla alcalde, se denunció una pancarta en la feria de Torre del Mar


Hace unos días, el portavoz del Partido Popular, Francisco Delgado Bonilla, acusaba al equipo de Gobierno de Vélez-Málaga de atentar contra la libertad de expresión por la retirada de una pancarta reivindicativa en la N-340 a la altura de Chilches. Además anunció llegar hasta las últimas consecuencias para esclarecer los hecho a la hora de aplicar una ordenanza que él mismo aprobó en su mandato (2011-2015).


La hemeroteca, que nos hace valorar lo que se dice y lo que se hace sin poder huir ni renegar de nuestro pasado, sale ahora a la palestra para evidenciar que lo que era entonces, hoy no lo es; y que la libertad de expresión que defiende ahora Bonilla, en 2013, era un inclumplimiento de la Ordenanza de Limpieza de entonces. Vamos a los hechos.



Ocurrió en la feria de Santiago y Santa Ana de Torre del Mar del mes de julio del año 2013, siendo Francisco Delgado Bonilla alcalde del municipio de Vélez-Málaga.


Una noche de esta feria torreña, la Policía Local de Vélez-Málaga denunciaba al entonces coordinador de IU de este municipio, Miguel Ángel Sánchez, por no retirar unos carteles en los que se podía leer -Rajoy Dimisión- de la caseta que este partido tenía en el recinto ferial.


El Ayuntamiento se acogió al incumplimiento del artículo 78 de la Ordenanza de Limpieza en la que se establece la prohibición de "colocar carteles, rótulos, pegatinas, pancartas, banderolas o cualquier tipo de elemento publicitario en los lugares no autorizados".


Izquierda Unida defendió entonces "la libertad de expresión" recogida en el artículo 20 de la Constitución Española. La sanción estaba tipificada como leve y llevaría aparejada una multa de entre 90 y 300 euros.


Los hechos tuvieron lugar durante la noche del sábado, aunque desde el inicio de la Feria de Torre del Mar, IU ya había tenido alguna advertencia. Según relató Sánchez, en el primer día de las fiestas, los agentes requirieron al personal que se encontraba en esos momentos detrás de la barra que retiraran los carteles "sin argumentar ninguna razón que apoyase esa supuesta ilegalidad". "En esos momentos en la caseta estaban unos jóvenes que son simpatizantes y decidieron retirar los dos carteles sin ni siquiera saber las razones, lo hicieron por miedo", explicó Sánchez, quien recordó que el sábado, tras ser requerido por los agentes, "les pedí que me notificaran el supuesto delito que estábamos cometiendo, y tardaron más de una hora en encontrarlo revisando las ordenanzas".


Así, según el relato de Sánchez, tras conocer el primer incidente, decidieron volver a colgarlos al fondo de la caseta junto a la lista de precios o al cartel donde se anunciaba la venta de lotería. "Entendemos que el derecho a la libertad de expresión está por encima de una ordenanza, además no estábamos ensuciando la vía pública como hace referencia el artículo al que se acogen, ya que era el interior de una caseta para la que tenemos licencia. A esto hay que sumar que la decoración es cosa nuestra, y que si de publicidad se trata, ¿por qué no nos obligaron a quitar el cartel de la lotería", argumentó Sánchez quien finalmente tras ser denunciado decidió retirarlos personalmente. "Llamaron a refuerzos y a dos trabajadores de la limpieza para que entraran a quitarlos. Fue por ellos, para evitarles la humillación, por lo que decidí hacerlo yo mismo", manifestó Sánchez quien insistió que en las dos ocasiones "la Policía llegó sin argumentos", por ello, "les pedí que me notificaran por escrito los motivos o entraran ellos mismos a la caseta a quitarlos, nosotros no lo íbamos a impedir".


Sánchez explicó que el cartel ¡Rajoy Dimisión. Elecciones Ya! responde a una campaña que IU está haciendo a nivel nacional. "Nosotros vamos a seguir con la agenda fijada pero estos hechos nos parecen graves y preocupantes. No sabemos ya dónde está el límite. Hoy [por el sábado] han sido recortes democráticos porque no es una cuestión publicitaria sino política", denunció el coordinador local de IU.


En su momento, el diario Málaga Hoy recogía las declaraciones del entonces alcalde, Francisco Delgado Bonilla (PP), quien defendió que la colocación de cualquier cartel requiere de autorización. "Ellos no la pidieron y por tanto han vulnerado la normativa. La conocen perfectamente porque la votaron y porque para muchos otros actos de recogida de firmas han pedido esa autorización, que durante las fiestas no tenían", respondió el regidor quien en su opinión "como ciudadano no entiendo ni comparto que aprovechen la Feria para hacer política" y ante todo "como cualquier ciudadano ellos tienen que cumplir las normas". "No tienen patente de corso", zanjó el alcalde.

Más noticias
Banner 290x290.jpg