Al menos cuatro muertos y varios heridos en un cadena de atentados en Viena


Una serie de ataques terroristas registrados este lunes en el centro de Viena han dejado por el momento tres muertos y varios heridos graves, según ha confirmado la policía de la ciudad. Uno de los atacantes ha sido abatido por la policía, que comunica también un agente gravemente herido. El cuerpo policial ha informado en redes sociales de que actualmente hay seis localizaciones distintas del ataque, todas ellas cerca de la sinagoga de Seitenstettengasse.


En la serie de ataques ha participado "al menos un terrorista islamista", ha informado el ministro de Interior de Austria, Karl Nehammer, que ha explicado que "era una persona radicalizada que cercana a Estado Islámico". "El segundo agresor sigue a la fuga", ha añadido el titular.


El canciller austriaco, Sebastian Kurz, ha calificado los tiroteos como un "espantoso ataque terrorista" y ha anunciado el despliegue del Ejército en la protección de los edificios públicos en Viena "para que la policía pueda concentrarse plenamente en la lucha contra el terrorismo".


Según ha informado el ministro de Interior en una rueda de prensa, al menos un atacante se ha fugado, que se encuentra en busca y captura. Karl Nehammer ha advertido de que están "fuertemente armados y son peligrosos". Por ello, la policía vienesa ha pedido a toda la población no salir de sus casas y refugiarse en lugares seguros en el caso de encontrarse en la calle.


Desplegado un dispositivo de seguridad en la ciudad

La policía continúa su investigación y la búsqueda del terrorista fugado, partiendo de la base de que fueron dos hombres los implicados aunque sin descartar que pudieron haber participado más personas en el crimen. "No podemos excluir que haya más agresores, por eso siguen las investigaciones en torno al atacante. En este momento creemos que hubo más de un agresor", ha declarado el presidente de la Policía de Viena Gerhard Pürstl.


Un enorme despliegue de las fuerzas de seguridad, con 250 comandos de los cuerpos especiales, agentes antiterroristas, así como cientos de policías comunes apoyados por helicópteros, rastrean el centro de Viena a la búsqueda del fugado. El Director General de Seguridad Pública, Franz Ruf, ha anunciado "un refuerzo de los controles fronterizos" y el establecimiento de controles de carretera en la ciudad.


Las fuerzas policiales han pedido a través de las redes sociales no usar el transporte público y alejarse de lugares públicos. Piden también que no se difundan vídeos ni fotos.


De acuerdo a la información ofrecida por la policía de Viena, se registraron disparos en seis lugares diferentes del centro de la ciudad, considerada hasta ahora como una de las más seguras y tranquilas de Europa. Respecto a la identidad y la motivación de los atacantes, las autoridades han dicho que aún es pronto y que la situación no está clara.


Los atacantes han usado rifles y han actuado en las inmediaciones de la sinagoga de Seitenstettengasse, en Schwedenplatz, aunque según el presidente de la comunidad judía de Austria, Oskar Deutsch, todavía no está claro si el templo era el objetivo de los disparos, ya que estaba cerrado en el momento. Deutsch ha afirmado que "no había gente dentro" de la sinagoga.


Según fuentes de los hospitales de Viena citadas por la televisión austriaca, son 15 los heridos tras el atentado. Una de las personas hospitalizadas murió posteriormente debido a la gravedad de sus heridas.

Más noticias
BANNER.PNG

Desde 2010 Correo de la Axarquía

  • Facebook - Grey Circle
  • Twitter - Grey Circle
  • YouTube - Grey Circle