top of page
Banner 726x89.jpg

Ocho años de prisión por herir a cinco Guardias Civiles en Vélez-Málaga con una furgoneta robada


El Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) ha confirmado la condena a ocho años y ocho meses de prisión impuesta por la Audiencia de Málaga a un hombre por arrollar con un coche que acababa de robar y conduciendo sin carné a varios guardias civiles que lo perseguían.


Los hechos sucedieron en diciembre de 2020 en la localidad malagueña de Vélez-Málaga. Según se declaró probado por la Sala de Málaga, y ahora ratifica el alto Tribunal andaluz, el acusado, con numerosos antecedentes penales, fue sorprendido por agentes de la Guardia Civil cuando conducía una furgoneta que acababa de sustraer y que conducía sin tener el permiso.


Así, un guardia civil dio el alto a la furgoneta, "que circulaba a una velocidad notoriamente superior a la permitida reglamentariamente", pero el procesado "no paró su marcha e intentó atropellar al agente, el cual cayó al suelo y resultó lesionado".


Posteriormente, invadió el sentido contrario de la vía, lo que provocó que el resto de usuarios tuvieran que realizar maniobras evasivas para evitar la colisión frontal con la furgoneta que conducía el procesado.


Como consecuencia de lo anterior, se inició una maniobra de seguimiento durante aproximadamente 48 kilómetros de distancia, que se inicia por la carretera N-340 sentido Málaga y por la autovía A-7 en el mismo sentido, en el transcurso del cual el acusado "intenta provocar accidentes, conduciendo de forma temeraria, poniendo en peligro la vida de los demás usuarios de la vía".


Así, llegó a invadir en reiteradas ocasiones el sentido contrario y en un momento determinado el procesado "intenta embestir a una patrulla de la Guardia Civil de Tráfico de Motril (Granada). Posteriormente, embistió con el vehículo "de forma directa" a un coche del Grupo de Intervención Rápida de la Guardia Civil de Vélez.


Según la sentencia, "golpeó intencionadamente en un primer intento la parte trasera izquierda del vehículo, y acto seguido, volvió a golpearlo una segunda vez, que fue la que provocó que el vehículo fuera lanzado a gran velocidad hacia los carriles del sentido contrario, atravesando la mediana de la autovía y colisionando con la parte lateral trasera de un camión hormigonera".


Como consecuencia de esto, varios agentes de la Guardia Civil sufrieron graves lesiones. La persecución siguió a pie puesto que el acusado abandonó el vehículo. Fue interceptado por dos efectivos y se opuso a la detención, lo que ocasionó que ambos agentes resultaran también lesionados.


En total cinco agentes resultaron heridos de diversa consideración, pero uno sufrió lesiones de especial gravedad, como fractura craneal, y necesitó para su curación 565 días, de los que 21 estuvo ingresado en la UCI, además de que presenta importantes secuelas. El acusado ha consignado ya a favor de esta víctima una cantidad de dinero. Además, varios vehículos presentaron daños.


Se le condenó por los delitos de hurto de uso de vehículo a motor, conducción sin permiso, conducción temeraria, dos delitos de atentado, en concurso con otros de lesiones, y por resistencia, concurriendo la circunstancia que agrava la pena de reincidencia.


En cuanto a la responsabilidad civil, la Sala de Málaga acordó que el principal perjudicado fuera indemnizado con 116.225,33 euros, cantidad de la que ya hay consignados 65.517 euros. El resto de lesionados también serán indemnizados, al igual que el Estado por los vehículos dañados.


El TSJA ha admitido el recurso presentado por el principal afectado, considerando que deberán ser indemnizado, además de por los perjuicios reconocidos, por los gastos de asistencia sanitaria futura por infiltración en cuerda vocal izquierda una vez al año y fisioterapia facial semanal, importes que se definirán en la ejecución de sentencia.


Pero también estima el recurso presentado por una aseguradora, por lo que se determina que cada una de las cantidades concedidas en concepto de responsabilidad civil a favor de este agente "se verá reducida en un 25%", al considerarse que "las lesiones sufridas por el conductor del vehículo policial se vieron sensiblemente agravadas por la carencia del amparo que otorga el correcto uso del preceptivo cinturón de seguridad".

Comments


Más noticias
Banner 290x290.jpg
bottom of page