Localizan una finca con más de 18.000 plantas de marihuana en Cajiz


Agentes de la Policía Nacional han desarticulado una organización dedicada al tráfico de marihuana. En el marco de la operación Guerrero se ha procedido a la detención de seis personas -cuatro hombres y dos mujeres- como presuntas autoras de delitos de pertenencia a grupo criminal y tráfico de drogas. Han sido incautadas 18.081 plantas de marihuana en una extensa plantación distribuida en cinco invernaderos en la localidad de Cajiz, en el municipio de Vélez - Málaga.


Igualmente, se han practicado tres registros en los que además de la marihuana incautada han sido intervenidos 36,8 kilos de cogollos de marihuana, una máquina despalilladora, una envasadora, una báscula industrial, tres escopetas, un rifle, munición, seis teléfonos móviles y dos furgonetas. Cuatro de los detenidos, entre los que se encontraría el propietario de la finca, pertenecen a la misma familia y los otros dos, un hombre – el principal responsable- y una mujer que regentaban una tienda especializada en venta de semillas y productos relacionados con la marihuana.



6.500 metros cuadrado destinados al cultivo de marihuana


Las investigaciones se iniciaron durante el pasado mes de mayo, cuando los agentes detectaron una finca en la comarca de La Axarquía donde se estaría cultivando marihuana. Una vez localizada la finca, destinada aparentemente al cultivo hortofrutícola, los policías descubrieron que cinco de los diez invernaderos que la formaban -con una extensión de 6.500 metros cuadrados- habían sido destinados al cultivo de marihuana. Días más tarde los investigadores acudieron al lugar con el objeto de recabar información para poder identificar a los responsables de la plantación y allí localizaron a quien resultó ser el dueño del terreno, un hombre de nacionalidad española y tres personas más, la pareja y sus dos hijos.


Más de 18.000 plantas y 36,8 kilos de cogollos de marihuana


Tras comprobar que en cinco de los invernaderos se estaba cultivando marihuana procedieron a la detención de todos como presuntos responsables de un delito contra la salud pública y pertenencia a grupo criminal. En una mochila que portaba uno de los arrestados, los agentes localizaron diversa documentación y 97 cartuchos del calibre 12/70. En la finca, además de la plantación en la que se halló 18.081 plantas, los agentes se han incautado de 36,8 kilos de cogollos de marihuana dispuestos para su comercialización y han intervenido una máquina despalilladora, una máquina envasadora, una báscula industrial, dos teléfonos móviles y dos furgonetas. En un registro practicado en el domicilio de los arrestados los agentes han intervenido tres escopetas, un rifle, munición y diversa documentación.


Analizada la documentación intervenida se ha podido inferir que el dueño de la finca había alquilado cinco viveros a dos personas que regentaban una tienda dedicada a la venta de semillas y productos relacionados con el cultivo de marihuana y que todos en connivencia trabajaban el negocio de la marihuana. Igualmente han podido determinar que el principal responsable era uno de los gerentes de la tienda, un hombre de nacionalidad italiana. El pasado jueves, cuatro de junio, fueron localizados y arrestados ambos como presuntos autores de los delitos de tráfico de drogas y pertenencia a agrupo criminal. En una inspección en el local y un registro en el domicilio de los últimos arrestados los agentes se han incautado de unos 400 gramos de marihuana, cuatro teléfonos móviles, unos prismáticos y un ordenador.


La marihuana incautada lleva un proceso de producción desde su plantación hasta su puesta a la venta de cuatro meses. En este caso, dadas las condiciones del cultivo en exterior, por cada planta se podría lograr unos 400 gramos netos de cogollos de marihuana lista para la venta –llegando en algunos casos a obtener hasta 600 gramos por planta-. Considerando que en el mercado ilegal de drogas se está pagando de media unos 2,00 euros por gramo en España, al por mayor, si lo multiplicamos por 7.232.400 gramos de cogollos de marihuana, que habrían alcanzado las 18.081 plantas de esa sustancia intervenida, nos daría un resultado de 14.464.800 euros. Esta cantidad, si la multiplicamos por las tres cosechas que este tipo de cultivo suele dar al año, reportaría unos beneficios de 43.394.400 euros.


Así mismo, en el resto de países europeos los beneficios se verían incrementados ya que el gramo de marihuana en mercados ilegales europeos podría alcanzar un precio de 18 euros, lo que supondría un montante de 390.549.600 euros.


Más noticias
BANNER.PNG

Desde 2010 Correo de la Axarquía

  • Facebook - Grey Circle
  • Twitter - Grey Circle
  • YouTube - Grey Circle