top of page
Banner 726x89.jpg

La Fiscalía de la Audiencia Nacional investiga los efectos adversos de tomar Nolotil




La Fiscalía de la Audiencia Nacional ha abierto una investigación en relación con los posibles efectos secundarios del consumo de Nolotil. En concreto, tramita diligencias preprocesales sobre la responsabilidad sanitaria de "la producción de efectos adversos para la salud por el consumo" del medicamento cuyo principio activo es el metamizol.


Las actuaciones se producen con motivo de la denuncia presentada por la Asociación El Defensor del Paciente, que el 2 de febrero de 2024 envió un escrito "en el que denuncia la producción de efectos adversos para la salud de los ciudadanos, por la administración del medicamento Nolotil, refiriendo que por ello ha sido prohibido en varios países".


El objeto de la Fiscalía es proteger el derecho fundamental de los ciudadanos a la integridad física con relación al derecho a la protección de la salud, así como del derecho a ser protegidos contra los riesgos que puedan afectar su salud en su condición de consumidores y usuarios de los servicios sanitarios.


En un escrito firmado por el fiscal Manuel Campoy, se acuerda la práctica de diligencias con la Agencia Española del Medicamento y Productos Sanitarios, para que remita informe sobre los datos identificativos de "la/s empresa/s fabricantes, las importadoras, las comercializadoras y distribuidoras en España, las autorizaciones otorgadas y la comunicación de reacciones adversas, entre otras".


En España, es uno de los analgésicos más recetados para dolores intensos que no ceden con la ingesta de Paracetamol. Sin embargo, en algunos países como Estados Unidos, Reino Unido e Irlanda, este fármaco está prohibido por un raro efecto secundario que puede conducir a un trastorno inmunitario llamado agranulocitosis. Esta complicación es rara y está relacionada con una mayor predisposición genética de la población anglosajona. En esta línea, el Ministerio Público quiere tener información sobre la indicación de los países en los que ha sido retirado del mercado y las diferencias y razones por las que se mantiene su comercialización en España.



Más de 40 fallecimientos

En el escrito de la Fiscalía también consta que se está llevando a cabo un procedimiento por una denuncia similar interpuesta por la Asociación de Afectados por Fármacos (ADAF, por sus siglas en inglés), que busca, entre otras, la prohibición de prescripción del fármaco para ciudadanos de países donde se ha vetado.


ADAF, en representación de víctimas británicas afectadas por los efectos secundarios del Nolotil, emprendió acciones legales el 14 de noviembre de 2011 también ante Audiencia Nacional porque el metamizol parece estar relacionado con más de 40 fallecimientos y unos 350 casos sospechosos de agranulocitosis, de los cuales 170 fueron padecidos por ciudadanos británicos.


Además, de pretender el fin de la prescripción, ADAF también pretende “brindar apoyo y justicia a los afectados por Nolotil y buscar compensación por los daños”, así como concienciar de los efectos secundarios del medicamento y revisar la ficha técnica del fármaco. La asociación sostenía que “las personas de origen anglosajón y del norte de Europa son más propensas a experimentar los peores efectos adversos de este medicamento”, aunque faltan estudios que lo respalden.



La agranulocitosis bajo sospecha

Entre sus efectos secundarios descritos se encuentran afecciones tan graves como reacciones alérgicas, shock anafiláctico, agranulocitosis, que es una caída repentina de defensas, daño renal y hepático, sepsis e insuficiencia orgánica múltiple. La agranulocitosis ha sido el efecto secundario más habitual en los afectados por la toma de metamizol, a pesar de estar notificado en el prospecto del medicamento como un efecto muy raro, que puede afectar hasta una de cada 10.000 personas.


La mayoría de pacientes afectados requirieron amputación de algunos de sus miembros a causa de una sepsis, o fallecieron por la gravedad de su cuadro clínico. A pesar de la prohibición del metamizol en varios países, muchos de los afectados por sus efectos secundarios conseguían el medicamento comprándolo en España. Desde ADAF denunciaron en noviembre que el medicamento seguía vendiéndose y recetándose en España, y forma parte del protocolo estándar de muchos hospitales, que ofrecen metamizol a los pacientes para calmar su dolor, aunque estos sean alérgicos al Nolotil o hayan pedido expresamente no ser tratados con él.

Yorumlar


Más noticias
Banner 290x290.jpg
bottom of page