top of page
Banner 726x89.jpg

Aviso rojo por temperaturas extremas en varios puntos de la provincia de Málaga este miércoles


La agencia Estatal de Meteorología acaba de activar el aviso de nivel rojo por temperaturas extremas en la capital malagueña, la Costa del Sol y el Valle del Guadalhorce. A la llegada de viento de terral se une la masa de aire cálido que está afectando a amplias zonas del país desde principios de esta semana, por lo que el mercurio podría alcanzar durante la jornada de hoy los 42 grados centígrados.


El aviso rojo se inicia a partir de las 13:00 horas en las zonas mencionadas. También hay que tener en cuenta el aviso naranja de la Axarquía, activo al mediodía, donde los termómetros rozarán los cuarenta grados.


Precauciones

Ante las situaciones de calor extremo, hay que tomas precauciones y proteger a las personas más vulnerables. La exposición al calor extremo puede provocar deshidratación, mareos, agotamiento, insolación, pérdida de conciencia y otras emergencias médicas. Para afrontar esta situación que vive toda España se aconseja tomar medidas preventivas y cuidar a aquellas personas del entorno familiar o personal que pueden ser más vulnerables (adultos mayores de 65 años, mujeres embarazadas, niños y especialmente bebés, personas con afecciones médicas preexistentes o enfermedades crónicas, personas dependientes o en riesgo de exclusión).


Por otro lado, y teniendo en cuenta todos los indicadores, se recuerda a la población que nadie es ajeno al calor extremo, incluso las personas jóvenes y mejor preparadas físicamente pueden verse afectadas por las altas temperaturas, a pesar de no considerar que pueden ser vulnerables.


De este modo, se proponen una serie de consejos básicos para afrontar una ola de calor:


Reducir los niveles normales de actividad física.

Las personas vulnerables deben permanecer en entornos frescos durante un episodio de calor extremo.

Evitar salir durante los tramos horarios centrales. Adelante su rutina diaria a las primeras horas del día.

Evitar las zonas en las que el sol incide directamente y buscar zonas de sombra.

Aumentar la ingesta de líquidos, beber con frecuencia y sin esperar a sentir sed.

Utilizar prendas de colores claros y fabricadas con materiales como algodón fino o lino para evitar que el calor se concentre en la ropa.

Evite las comidas copiosas y optar por una dieta variada en la que los alimentos frescos, ligeros y con un alto contenido en agua, vitaminas e hidratos, ocupen un peso especial.

Disminuir la ingesta de bebidas con un alto contenido en azúcar, como cafeína y alcohol, ya que tienden a deshidratar y a generar un desgaste energético.

Cerrar las persianas durante el día y tratar de ventilar las habitaciones durante la noche.

Usar protección solar, llevar líquidos para hidratarse y proteger la vista con gafas de sol adecuadas.

Comments


Más noticias
Banner 290x290.jpg
bottom of page