Entradas destacadas

Fallece el pintor Eugenio Chicano, hijo adoptivo de Vélez-Málaga

19/11/2019

 

En la mañana de este martes hemos conocido la triste noticia del fallecimiento del pintor Eugenio Chicano, uno de los referentes del arte en la provincia de Málaga y cuyo talento era proyectado a todo el mundo. 

 

Chicano, muy vinculado a la Axarquía y Vélez-Malaga, fue nombrado como hijo predilecto del municipio en 2007 a propuesta de Manuel Rincón Granados, entonces teniente de alcalde torreño.

 

BIOGRAFÍA
Nace en Málaga el 24 de diciembre de 1935. Cursa sus estudios de bachillerato con los Hermanos Maristas, aunque estuvo un año en el colegio de los Agustinos y otro en los Salesianos de Ronda. Acude simultáneamente a cursos de dibujo en la Escuela de Artes y Oficios de San Telmo de Málaga.

En 1952 se matricula en la Escuela de Peritos Industriales donde apenas permanece un par de años dejando definitivamente los estudios para dedicarse plenamente a la pintura desde 1954.

Por estos años participa en las actividades de la recién creada Peña Montmartre. En ella se reúne con una serie de jóvenes artistas que más tarde serán conocidos como la “Generación de los 50” (Manuel Barbadillo, Jorge Lindell, Stefan von Reiswitz, Enrique Brinckmann, Elena Laverón, Alberca, Dámaso Ruano, Joaquín Peinado…). La edad, el deseo de renovación y quizás su tendencia antiacademicista es lo que los aglutina aunque sus presupuestos estéticos serán muy diferentes. En 1955 se funda el “Grupo Picasso” al que se incorpora desde el primer momento y comienza sus primeras exposiciones tanto individuales como colectivas. En estos mismos años entra en contacto con el teatro convirtiéndose en el escenógrafo del Conservatorio de Música y Danza de Málaga con el Grupo de Amigos del Teatro para el que realiza abundantes trabajos.

En 1957 se desplaza a Zaragoza para hacer el servicio militar y una vez finalizado, interesado por el ambiente cultural de la ciudad, se establecerá en ella hasta 1959. Comienza en esta época su actividad como cartelista, ilustrador y muralista que ya no abandonará nunca.

Realiza su primer viaje a París y a su vuelta se afinca definitivamente en Málaga. Fija su estudio en un barrio popular y marinero en el que el folklore autóctono mantiene todavía una gran pureza, incidiendo ambos temas en la obra de estos años. En 1962 contrae matrimonio y poco después nace su primer hijo, Eugenio. Menudean las exposiciones y en 1963 expone por vez primera en Madrid.

Defraudado por las escasas expectativas de modernidad que se respiran en su ciudad, decide hacer un viaje por Europa y en 1965, durante cinco meses, visita Alemania, Holanda, Bélgica, Inglaterra y Francia. En Londres expone, en la galería O'Hana en la muestra “Young Artists”.

A su vuelta emprende un nuevo viaje, ahora a Italia, donde permanece hasta fin de año. Allí conoce a Rafael Alberti y a María Teresa León con los que le unirá una gran amistad. Entra en relación con el grupo de nueva figuración italiana y realiza varias exposiciones recibiendo la medalla de oro en la Primera Muestra Internacional de Arte Figurativo “Torre d'Oro” en Roma.

Los años1966 y 1967 son de gran actividad expositiva, pero también de intensificación de su conciencia social y política participando activamente en círculos en que se reúne la intelectualidad y la resistencia antifranquista malagueñas. En este último año nace su hija Claudia.

En 1968 viaja a París coincidiendo con las protestas del “mayo francés” que reafirman su compromiso social y político. A su regreso comienza la etapa de “Arte crítica”. Marcha de nuevo a Italia en 1969 donde estudia grabado y estampación en la Escuela de Bellas Artes de Roma y realiza algunas exposiciones. Al año siguiente, ya en Málaga da un nuevo giro a su obra comenzando su producción de “Nueva Figuración”.

En septiembre de 1971 obtiene la 1ª Beca Picasso concedida por el Ayuntamiento de Málaga y se traslada a vivir con su familia, en principio provisionalmente, a Verona. El ambiente de libertad y la vitalidad cultural de la ciudad le cautivan y permanecerá en esta ciudad hasta el año 1986. Son años de intensa actividad y abundante producción jalonados de múltiples exposiciones en Italia, Francia, Alemania, Suiza, Yugoslavia, Polonia, Méjico, India y, por supuesto, España. Junto a la pintura continúa su labor de grabador participando en II Bienal del Grabado Latinoamericano en San Juan de Puerto Rico.

En febrero de 1973 muere su padre y en abril muere Picasso, ambos, pilares fundamentales en su vida.

En 1976 comienza una nueva serie: “Homenajes” dedicados a los intelectuales, literatos y artistas “de los que se considera alumno” (Miguel Hernández, Antonio Machado, Pablo Picasso, la carpeta Homenaje a Jorge Guillén…). En 1982 representa a España en la Bienal de Venecia donde presenta 23 obras de una nueva producción que llamará “Poética de un fotograma”. Vuelve a España en 1986 como director encargado de poner en marcha la [Fundación Pablo Ruiz Picasso] en la casa natal del pintor. Su intensa dedicación a este proyecto reduce muy notablemente, aunque nunca la abandona, su actividad creativa y expositiva hasta su cese en la Fundación en 1999. De estos años cabe destacar su participación representando a España en la X Bienal Internacional del Deporte en las Bellas Artes, coincidiendo con la Olimpiada de Barcelona o la exposición antológica (Eugenio Chicano 1967-97) organizada por la Universidad de Málaga.

El 12 de septiembre de 1988 se casa con Mariluz Reguero. Al año siguiente, en marzo, muere su madre.

Cuando cesa en la Fundación Pablo Ruiz Picasso realiza una estancia de estudio y reflexión en Nueva York y vuelve a la pintura a la que llama “su amor interrumpido”. Reanuda su obra gráfica (“Puerta Oscura”, “Suite Málaga”), cartelística (el Homenaje a Fernando de los Ríos, de personajes, fiestas y tradiciones populares…), murales (Diputación de Málaga, Cofradía de La Esperanza), de ilustrador (Revista del Ateneo, revista Calas, Litoral, libros…), pintura (las 20 obras de “Torres almenaras” (1999) o las 32 en homenaje a “La copla” (2000), etc.

En el 2004 comienza una nueva serie que tiene como motivo ”el bodegón”. Fruto de estos trabajos serán dos exposiciones: “Visitación al bodegón clásico” (2009) y “Visitación a las naturalezas muertas de vanguardia y contemporáneas” (2011). Precisamente en ese año de 2011, con motivo de su 75º aniversario y en reconocimiento por su obra y por la continua disponibilidad que ha tenido hacia su ciudad natal, sus personajes, su folklore, etc., un grupo de amigos, con la implicación de entidades malagueñas, organizan como conmemoración y homenaje el “Año Chicano” con numerosas exposiciones individuales, conciertos y conferencias.

A finales de 2016 presenta una serie de 32 obras dedicadas todas ellas al paisaje andaluz en las que hace un recorrido visual por las ocho provincias andaluzas. Paisajes seleccionados y visitados, que aunque reinterpretados desde una perspectiva del pop, dan paradójicamente una visión realista con una intención reivindicativa de la modernidad frente a la representación desfiguradora y falsa del cliché romántico con el que habitualmente se ha plasmado Andalucía.

En el año 2017 sufre una grave enfermedad pero en cuanto se recupera vuelve a sus maratonianas jornadas de trabajo para desarrollar una idea que incubó en sus días de convalecencia: un homenaje al flamenco en uno de sus palos más puros y seguramente el más dramático: la seguiriya. En dos intensos años pinta 30 cuadros que expone a finales de 2018.

En la actualidad (2019) sigue trabajando todos los días en su estudio de la calle Victoria de Málaga  

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Imágenes de acumulación de granizo en la playa de Torre del Mar

December 2, 2019

1/10
Please reload

Más noticias
Please reload

BANNER.PNG
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square

1/2

Un muerto y un herido grave en un accidente en una carretera de Málaga

1/10
Please reload

Desde 2010 Correo de la Axarquía

  • Facebook - Grey Circle
  • Twitter - Grey Circle
  • YouTube - Grey Circle