El Gobierno aprueba avales de 20.000 millones de euros para pymes y autónomos

El Gobierno ha aprobado este martes la puesta en marcha de un primer tramo de avales de 20.000 millones para garantizar la liquidez de las empresas más afectadas por la crisis del coronavirus, y la mitad de ese importe servirá para garantizar nuevos préstamos a pymes y autónomos.

El objetivo, ha dicho la ministra de Hacienda, es dotar a este colectivo de un sistema de liquidez para, entre otras cosas, preservar los puestos de trabajo. "Damos así cumplimiento al compromiso que tenemos con las empresas, los trabajadores autónomos y las pymes, poniendo en marcha un sistema de liquidez que preserve la actividad productiva y el empleo", ha indicado la portavoz del Ejecutivo, María Jesús Montero, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros. Estos avales, que tienen carácter retroactivo desde el pasado 18 de marzo, cuando se declaró el estado de alarma, garantizan "la concesión tanto de nuevos préstamos como la renovación de los que ya estaban activos", ha dicho la ministra Montero. Servirán para "atender necesidades de financiación derivadas, entre otros, de pago de salarios, facturas, necesidades circulantes u otras necesidades de liquidez, incluidas las que se derivan de los vencimientos de obligaciones financieras o tributarias", ha señalado la ministra. Este primer tramo de avales, que forma parte de una línea con un importe total de 100.000 millones de euros, será gestionada por el Instituto Oficial de Crédito (ICO). La mitad del primer tramo está reservada para pymes y autónomos La mitad de ese primer tramo de 20.000 millones de euros está reservada para garantizar los préstamos de pymes y autónomos. El aval, ha dicho Montero, garantizará el 80% de esos nuevos préstamos y renovaciones que se soliciten por parte de estos colectivos. Para el resto de empresas el aval cubrirá el 70% del préstamo nuevo o concedido y el 60% de las renovaciones. La vigencia de este aval será igual al plazo del préstamo concedido por la entidad financiera y con un plazo máximo de cinco años. Primer tramo de una línea por valor de 100.000 millones de euros La ministra portavoz ha señalado que a medida que se vaya agotando este primer tramo, entrarán en acción y de forma automática el resto de cantidades hasta completar los 100.000 millones de euros comprometidos. No obstante, si por la demanda o situación de mercado se considera necesario algún tipo de ajuste en las condiciones, "se llevará a cabo". "Esto significa que, evidentemente, habrá más facilidad por parte de los comités de riesgos de los bancos de conceder esas líneas de préstamos, llegando la liquidez a la última línea capilar del tejido productivo", ha añadido. Respecto al tipo de interés que aplicarán los bancos a dichos préstamos, Montero ha dicho que no se ha determinado ningún tipo de criterio, aunque ha recordado que en los últimos años los tipos de interés están muy bajos. Con todo, para la portavoz del Ejecutivo la cuestión no radica en el precio de los préstamos, sino en la necesidad de avalar el riesgo para que las entidades tengan un "colchón de seguridad" para hacer frente a operaciones que no siempre tienen tanta claridad como las que se producen en una situación de normalidad.

Desde 2010 Correo de la Axarquía

  • Facebook - Grey Circle
  • Twitter - Grey Circle
  • YouTube - Grey Circle