El Grupo Independiente prefiere mantener la calma dentro de la tempestad del 'pactómetro'


Una semana y un día. Ese es el tiempo que resta para que el Pleno de Investidura dé como resultado una nueva corporación en el Ayuntamiento de Vélez-Málaga. Doce días después de las elecciones municipales, todo sigue igual, o al menos lo parece. Ningún partido suelta prenda en lo concerniente a acuerdos de Gobierno. Ninguno confirma contactos, pero todos ya han hablado. Es la confirmación a la negativa de las formaciones implicadas y en paralelo a lo que cada cual haya dejado caer en sus visitas a los diferentes medios de comunicación, donde han intentado dar respuesta a lo que no acordaron en privado.

El pactómetro veleño sólo recoge dos vías razonables para evitar el suicidio político de dos de los tres candidatos. Una es el pacto PP-GIPMTM. La otra, PSOE-GIPMTM. Todo lo que esté fuera de este círculo traerá nefastas consecuencias a sus firmantes. Y cuando decimos nefastas es que pueden ir más allá del cabeza de lista, con la opción, si se diera, de llevarse por delante incluso a la agrupación municipal. Y es por eso que los que son conscientes de la situación a día de hoy, que no son todos, saben que el tiempo apremia.

La llave de la gobernabilidad la tiene desde el miércoles 29 de mayo el Grupo Independiente. Sus siete concejales, los mismos que el PSOE y dos menos que el PP, le han convertido en miembro de pleno derecho de una mesa política donde aspira a todo, incluyendo en ese caso la Alcaldía de Vélez-Málaga. Está legitimado para gobernar, para marcar sus líneas rojas y también las verdes. Está habilitado para fijar una hoja de ruta y reunirse con quien crea conveniente; no depende de Madrid, de Sevilla ni de Málaga. No depende más que del sentido común, ese que ha puesto en práctica durante los últimos cuatro años y del que sigue haciendo alarde.

Volviendo a la actualidad, el día a día no termina de dejar claro el futuro del municipio más allá del día 15 de junio. 'Silencio, se negocia'. Es el cartel que todos se han colgado para mirar al frente y poder frenar ese pactómetro, que tiene de momento más subidas y bajadas que el termómetro del tiempo.

En cuanto a los diferentes acuerdos, este periódico ha podido confirmar uno en firme y que ya ha puesto sobre la mesa el GIPMTM. Hablamos de los magnolios de la Plaza de las Carmelitas. La formación liderada por Atencia va a solicitar el compromiso de que se mantengan, como así ha pedido la población.

#PORTADA

Desde 2010 Correo de la Axarquía

  • Facebook - Grey Circle
  • Twitter - Grey Circle
  • YouTube - Grey Circle